La Vicepresidencia de Equidad de Género

La Vicepresidencia de Equidad y Género de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) fue creada en el año 2000 durante el Tercer Congreso Nacional Ordinario de la UNT y en en el marco de una reforma estatutaria. Ahora forma parte de la Comisión Nacional Ejecutiva, compuesta por una Presidencia Colegiada integrada por tres dirigentes y ocho Vicepresidencias más. A la Vicepresidencia le agrega una secretaría, con el objetivo de apoyar los trabajos correspondientes.

En el Grupo de Trabajo de la Vicepresidencia de Equidad y Género nos encargamos las mujeres de los sindicatos afiliados a la UNT, aliandonos para exigir los derechos de las mujeres trabajadoras. Del Grupo de Trabajo llevamos los asuntos de género hacia nuestros organizaciones, así contribuyendo a ir permeando un cambio en los sindicatos.

La creación de la Vicepresidencia de Equidad y Género fue resultado del interés planteado por mujeres líderes de algunos sindicatos de colocar los asuntos de las trabajadoras dentro de la UNT y de una estrategia de generación de poder para las trabajadoras. Ese poder significa incidir en la toma de decisiones, pero también impulsar las oportunidades y la valoración social, para participar en la vida pública en igualdad de condiciones.

La falta de participación de mujeres en el sindicalismo constituye un aspecto político de falta de democracía. La integración plena de las mujeres sigue siendo difícil porque el sindicalismo, en gran medida, es un espacio masculinizado. Adecuar las estructuras sindicales para revertir esas condiciones de inequidad conlleva una profunda revisión en cuanto a los roles de género tradicionales. Ya que de no hacerlo la mayoría de las mujeres seguirámos sin poder participar plenamente en la vida político-sindical; llevarlo a cabo, pasa por democratizar el mundo de trabajo y por hacer realidad la igualdad de oportunidades y de trato, lograr mayor democracia y justicia social que se traduzca en el respeto a los derechos humanos, asi como al derecho de una vida digna.

La integración de la perspectiva de género como un eje transversal de la política sindical es un camino que se ha empezado a transitar pero que está muy lejos de llegar a su final. Para nosotras, su implementación es una estrategia fundamental para el fortalecimiento de los derechos de las trabajadoras y de las organizaciones sindicales.

Nuestros objetivos puede encontrar aqui.